Es posible que puedas ver algo exagerado el título pero es cierto. El teléfono móvil es ya un elemento indispensable que utilizamos en nuestra vida diaria, llegando hasta el punto de que no podemos ni pasar un día sin él.

 Lo utilizamos para hablar con nuestros amigos, crear contenido multimedia, ver videos de youtube, descargar películas, jugar a juegos… lo que viene siendo un sinfín de posibilidades en un objeto tan pequeño.

 Pero es cierto, los teléfonos móviles tienen unos efectos que podrían llegar a acabar con tu vida.

 

¿Quieres saber cómo? No te pierdas el siguiente vídeo.

 

 

 El siguiente vídeo es un pequeño experimento realizado por la marca de coches Volkswagen. En él, podemos ver los efectos devastadores que puede tener el uso del teléfono móvil al volante.

 

 En se recrea una situación llevaba al extremo máximo. Un grupo de japoneses entra a una especie de cine para ver una proyección determinada.

 

En un primer momento, lo único que pueden ver es, en primera persona, como alguien conduce un coche por una tranquila carretera. El trayecto no puede ser más sencillo, simplemente se trata de seguir en línea recta donde no vamos a encontrar ningún tipo de obstáculo. La visibilidad es muy buena y es de día, así que no tendríamos que tener ningún tipo de problema en condiciones normales.

 

Pero algo cambia.

 

 La sala está equipada con una tecnología muy especial. Un técnico de la sala activa una función para que todos los “teléfonos móviles” de allí reciban un mensaje a la vez.

 Los espectadores están tranquilos y relajados, la carretera parece segura y monótona así que deciden echar un ojo al mensaje sin saber qué consecuencias puede tener esta acción.

 

Justo en el momento en el que lo ven ocurre una cosa desastrosa. El mensaje no es lo importante, ni tan siquiera se llega a saber el contenido del mismo. Lo peor de todo es lo que se refleja en las pantallas.

 

 El conductor del coche se ha desviado y ha tenido un brutal accidente contra un árbol cercano. Los espectadores tardan unos segundos en darse cuenta de lo que ha pasado.

 

 El mensaje del vídeo es bastante claro. En el momento en el que los usuarios han desviado la vista de la carretera, el coche se ha estrellado. La idea es que realmente ellos eran los que estaban al volante y ha representado un caso muy real: el que nos puede ocurrir si nos distraemos mientras conducimos al ver nuestro teléfono móvil.

 

 Este es un mensaje que intenta concienciarnos, el número de muertes por distracciones al volante se ha incrementado a medida que pasaban los años y uno de los principales factores es el uso del teléfono móvil. No vale la excusa de es que me han mandado un whatsapp importante porque, cuando conduces, el único importante de verdad eres tú y tu familia.

 

 Si todavía no has visto el vídeo te recomiendo hacerlo. Cambiará la forma en la que estás acostumbrado a ver la conducción y te ayudará a darte cuenta de lo grave que puede ser una determinada situación de distracción.

 

Recuerda: Cuando viajes en el coche, apaga siempre el teléfono móvil, la más mínima distracción te puede llevar a un desenlace inesperado.

 

 

 


Comentarios